el amor es como el wifi, esta en el aire pero no todos tenemos la clave