lo mas triste de una traicion es que nunca viene de un enemigo