al final te acostumbras y sonries aunque todo sea una maldita mierda,