aprendi que llorar no te vas a traer a las personas que has perdido