nadie me quiere todos me odian, pero yo un gusano no me lo como