el amor empieza con una mirada, se dice con una palabra, se siente con un beso y se pierde con una lagrima