definitivamente de eso tan bueno no dan tanto, una muy buena frase para aquellos que se creen todo lo que les presenta la vida, algunas veces es bueno ser incredulos y escepticos