ese incomodo momento cuando tu sarcasmo es tan avanzado que los demas piensan que eres estupido