Dos cosas te definen: Tu paciencia cuando no tienes nada, y tu actitud cuando lo tienes todo