el amor verdadero siempre nos hace mejores hombres, sin importar la mujer que  lo inspire