hay cosas que solo Dios y yo sabemos lo dificiles que son