comase el tamal, pero vote a consciencia