no es que haya enfermedad de celos, lo que hay es epidemia de zorrras