cuando presuma de su dinero, procure que no sea el sus papitos 😉