El tiempo es un juez tan sabio. que no sentencia de inmediato, pero al final da la razon a quien la tiene