ese fresquito doloroso cuand te das cuenta que esa mujer por la que lo jodias finalmente era la moza