una frase que describe la realidad de la mayoria de los hombres,buscan las cosas en el lugar equivocado.