Lo bueno es que ya falta un dia menos para ese «Algun dia»