el volumen de tu risa es directamente proporcional a la seriedad de la situacion en la que te encuentras