que cierren para siempre la calle del olvido, que te metan en ella para nunca verte