A los guapos siempre nos dicen: Cuando te vi, pense que eras creido!