Los corazones no se rompen por falta de amor, sino porque amamos de más.