Los finales ya no me preocupan, significan nuevos comienzos