un verdadero amigo no separa un pelea, llega con una patada voladora