Tengo tanto tiempo portandome bien, que ya no distingo un viernes de un lunes, una frase muy comun por todas aquellas personas que salen poco de fiesta por una u otra razon, ya no distinguen la gran diferencia entre lunes y viernes