Es de mala educacion hablar con la cabeza vacia