por esas bromas que empezaron con risas y casi acaban en una pelea