añgunas personas llegan a nuestra vida como bendiciones y otras llegan como lecciones