cuando dos o mas mujeres se reunen, el diablo mira, escucha, se sienta y aprende